¿El nombre del niño afecta su destino?

¿El nombre del niño afecta su destino?

Dando un nombre a su hijo, involuntariamentepredecimos algunos aspectos de su destino. Los ancestros fueron más fáciles: llamaron al heredero el nombre del santo, el día de la celebración del nacimiento del bebé. Hoy en día, muchas personas vuelven a esta tradición, otras intentan elegir un nombre para el niño de acuerdo con el conocimiento moderno de numerología y astrología, mientras que otras simplemente proceden de preferencias personales.

¿El nombre del niño afecta su destino?

Hay una hipótesis interesante quela combinación individual de la altura de los sonidos en cada nombre al pronunciarla excita diferentes partes del cerebro, lo que tiene un efecto en la formación de la personalidad del portador.

Hace tiempo que se observó que los propietarios de nombres que suenan fuertes y firmes, tienen el mismo temperamento duro y obstinado, difieren en determinación y perseverancia. (Boris, Igor, Jeanne, Oleg, Nadezhda, Alla).

Por otro lado, los nombres que suenan suaves a menudo pertenecen a personas complacientes y tranquilas. (Svetlana, Lily, Mikhail, Vasily, Ilya).

Hay nombres que combinan tanto un sólido comosonido suave Son condicionalmente neutrales y le dan a sus dueños racionalidad y perseverancia equilibrada. (Alexander, Eugene, Olga, Love, Paul).

Al elegir un nombre para el bebé, debe verificar quese pronunció fácilmente en combinación con el patronímico. No es fácil pronunciar inmediatamente el nombre que termina en dos consonantes, en combinación con el patronímico, que comienza con las consonantes: Eduard Dmitrievich, Alexander Grigorievich. Tales nombres a menudo se distorsionan, y cada vez que la persona está esperando ansiosamente este momento para pronunciar su nombre.

Además, no se olvide de los años escolares de su hijo: oír un nombre torpe e inusual puede causar burlas a sus compañeros durante muchos años.

No le dé al bebé el nombre del pariente fallecido,especialmente trágicamente murió. Otro interesante estudio de sociólogos mostró que entre los burócratas el mayor número de personas con el nombre del padre: Aleksandrov Alexandrovich, Sergeyev Sergeevich, etc.

Desde la más tierna infancia, el niño ya comprende la importancia de su nombre, y si no le gusta, es poco probable que tenga un efecto beneficioso en su destino futuro.

Compruebe que es muy simple: aproveche el momento en que su bebé está ocupado o apasionado, y silenciosamente llámalo por su nombre. Si el niño responde de inmediato, entonces el nombre que eligió correctamente.

Prever si un nombre es adecuado para un niño es difícil. El principal consejero es tu intuición. Una gran salida es darle al bebé un doble nombre: al tener edad suficiente, el niño elegirá cuál le gusta más.